viernes, 30 de octubre de 2009

DESCOMPOSICION DE LA LUZ BLANCA

Introducción.
No cabe duda que el conocimiento científico fue generado, en gran parte, por investigadores como Aristóteles, Arquímedes, Ptolomeo, Copérnico, Kepler, Galileo y muchos otros, que dan la impresión de haberse adelantado a su tiempo. Un importante protagonista en el avance de la ciencia fue Issac Newton quien, entre muchas otras cosas, estudió algunas de las propiedades de la luz proveniente del Sol.
¿Sabía que aunque veamos la luz, ésta no tiene materia? Issac Newton, para estudiar su composición y propiedades, hizo pasar un haz de luz blanca por un prisma de cristal; esto le permitió descubrir que ésta está compuesta por luz de diferentes colores, mismos que observamos en el arcoiris.
En el siguiente texto explicamos cómo se puede descomponer la luz solar en luz de colores y cómo recombinar éstos para producir luz blanca.
DESCOMPOSICIÓN DE LA LUZ BLANCA
Material
Cuatro vidrios transparentes de 3 mm de espesor y de 25 x 15 cm de lados (se pueden adquirir en cualquier vidriería).
- Cinta adhesiva
- Silicón transparente
- Agua
- Cartulina blanca
- Prisma de vidrio
- Disco compacto (cd)
Procedimiento
Pegue los vidrios triangulares para formar un prisma. Las aristas de los cristales deben fijarse primero con algún tipo de cinta adhesiva (como, por ejemplo, masking tape) y luego se aplica silicón transparente en la parte interna de las uniones. Al día siguiente (cuando el silicón ya esté seco) se llena el prisma con agua.
Con el espejo se proyecta un haz de luz del Sol de forma que atraviese el prisma. Los haces de luz de color que salen se hacen proyectar sobre una cartulina blanca. Es importante tener cuidado al hacer esto para evitar que la luz reflejada en el espejo incida sobre los ojos de alguna persona.



Haciendo incidir luz de distintas fuentes luminosas sobre un disco compacto (cd), se puede mostrar a los alumnos que la luz que procede de algunas de ellas -como focos de neón u otros filamentos- es ligeramente diferente a la procedente del Sol. Esto se debe a que la composición de la luz depende de la temperatura y composición química de la fuente.