viernes, 30 de octubre de 2009

EL PUNTO CIEGO

La retina es el tejido nervioso que recubre la parte de atrás del ojo. Sobre ella se forman las imágenes que nos dan la sensación de visión. Está formada por unas células especialmente sensibles a la luz llmadas conos y bastoncillos. La retina está conectada al cerebro por medio del nervio óptico. El punto en el que éste se une a la retina se denomina punto ciego porque no tiene células fotosensibles (sensibles a la luz).
Normalmente no percibimos el punto ciego ya que al ver un objeto con ambos ojos la parte del mismo que llega sobre el punto ciego de uno de ellos, incide sobre una zona sensible del otro. Si cerramos un ojo tampoco seremos concientes de la existencia del punto ciego debido a que el cerebro normalmente nos engaña y completa la parte que falta de la imagen. Esta es la razón de que no fuese conocida la existencia del punto ciego hasta el siglo XVII.
Un experimento para comprobar la existencia del punto ciego
• En una cartulina dibuja una cruz y un círculo como se ve en la siguiente figura:

• Coloca la cartulina a unos 20 centímetros del ojo derecho.
• Cierra el izquierdo, mira la cruz con el ojo derecho y acerca lentamente la cartulina.
• Llegará un momento en que el círculo desaparecerá del campo de visión. En este momento su imagen se forma sobre el punto ciego.
• Al seguir acercando la cartulina, el círculo vuelve a aparecer.